• 653 16 76 19
  • Granada, Sevilla, Levante, Malaga, Madrid
Llamadme HOY

Hipoteca

Hipoteca el mayor temor de todos

Una hipoteca es considerada una opción de vida o muerte que al final se convierte en peligro. Sin embargo, cuando esto ocurre es porque no sabemos administrar una. La mayoría adquiere una cuando ya no tiene más opciones y quizás esta alternativa le juegue en contra.

Una definición simple de hipoteca sería: acuerdo que se hace entre dos partes (prestamista y solicitante) por un monto alto o equivalente a una propiedad. Por lo general se recurre a este sistema de préstamo cuando queremos comprar una vivienda.

En caso de ser así, el aval de pago en caso de no corresponder a tiempo sería la casa. Por eso es que las personas tienen miedo de solicitar una hipoteca, porque estaría en juego la estabilidad familiar o personal. Para que esto no te ocurra, te enseñaremos un proceso inteligente para que no veas con malos ojos el solicitar este crédito.

Cosas que hacer antes de pedir un préstamo hipotecario

Antes de tomar la decisión final de solicitar un crédito hipotecario es importante tener en cuenta ciertos aspectos. La mayoría requiere de un análisis o estudio de mercado interno y externo que garanticen un buen resultado:

  • Evaluemos la cantidad del préstamo
  • Cuando solicitamos uno, debemos incluir los intereses y los puntos asociados al préstamo
  • Los costos de cierre del préstamo incluidas las comisiones del prestamista
  • Conocer el TAE (Tasa Anual Efectiva)
  • Qué tipo de tasa de interés (fijo o ajustable) y qué consideraciones tiene
  • El plazo de pago del préstamo
  • Todo lo necesario que esté alrededor del préstamo que debamos saber con antelación. Esto puede ser:
    • Riesgo implícito
    • Penalizaciones por pago anticipado o retraso
    • Pagos globales

Implicaciones de una hipoteca

Una hipoteca sin inicial es casi imposible lograr en una entidad financiera destacable. Por lo general, estas, tras una evaluación exhaustiva de nuestro perfil crediticio, nos solicitaron una cuota inicial. Está, por lo general, oscila entre el 20 y el 30 por ciento del monto total del préstamo.

Por otra parte, si recurrimos a un prestamista informarán el máximo que podemos solicitar. En internet existen algunas calculadoras que nos indican el precio estimado a cancelar en función a las variables económicas – financieras. Por otra parte, existen diferentes tipos de hipotecas que van en función a los tipos de interés. Y son:

  • Interés variable: se compone de un índice referencial y se revisa semestralmente o anualmente. Cuando los niveles de este tipo de interés bajen o suban, tu índice referencial actuará igual. En este interés la inicial es alta y las cuotas son bajas.
  • Interés fijo: el tipo de interés y la cuota mensual es fija durante todo el plazo del préstamo. Lo mejor es que pase lo que pase en el mercado, seguiremos pagando la cuota fija mensual
  • Intereses mixtos: esto quiere decir que los compromisos de pago mensual son fijos un determinado período y variable otro periodo.

Si estas en búsqueda de este tipo de préstamos, nosotros ofrecemos estos servicios, garantizando tranquilidad y resultados óptimos. ¿Qué esperas? No tengas miedo de los préstamos hipotecarios y solicita uno con la mayor información posible ahora.